Informe Insurgente de la 1er Junta de Antropo de 2015

Informe de la primera sesión de Junta Departamental de Antropología de 2015  

17 de marzo de 2015

Elección de autoridades

Compañeros y Compañeras: La elaboración de estos informes parte de creer que es fundamental que las discusiones que se presentan en la Junta Departamental (órgano de co-gobierno de nuestra carrera) sean conocidas por todos y todas. Apostamos a que estos informes sean lo más fieles posibles a lo acontecido en estas reuniones sin por eso ocultar nuestras apreciaciones como agrupación. Muchas veces, parecen estar discutiéndose simples cuestiones administrativas, cuando por detrás hay afirmaciones muy severas sobre la universidad que queremos o la que no queremos.

ADVERTENCIA: ESTE INFORME TIENE UN ALTO GRADO DE CONTENIDO POLÍTICO. AUNQUE LOS HECHOS Y PERSONAS AQUÍ MENCIONADOS SON REALES, CUALQUIER SIMILITUD CON LA REALIDAD NO ES PURA COINCIDENCIA.

Presentes:

Por el claustro de profesores: Susana Margulies, Sofía Tiscornia, Virginia Manzano y Verónica Williams

Por el claustro de graduados: Guadalupe García, Florencia Girola por mayoría –Confluencia- y Florencia Trentini por minoría –Antropología para el Cambio-.

Por el claustro estudiantil: Lucia de la Torre, Matias Halpin por mayoría –Caracol Insurgente, MST- y  Ludmila Schoenle por minoría –Mana-.

Temario:

Designación de nuevas autoridades: Director – Secretaria Académica.

Propuesta nuevos representantes Comisión Editorial Revista QueHaceres.

La primera sesión de junta del año fue abierta por la intervención del director, el Profesor Mauricio Boivin, que tomó la palabra para realizar un balance de su gestión al frente del departamento (2013-2014).  Entre los progresos de la junta que fueron destacados por el director se mencionó el avance en la regularización de la planta docente, donde pasaron a estar rentados 54 docentes ad-honorem. Además del avance en la ”genuinidad” de los cargos con el aumento de la dedicación a 15 profesores. Se destacó también la modificación en los reglamentos para seminarios y tesis de licenciatura. En relación a lo comunicacional, mencionó la renovación de la página del departamento y la edición de la revista QueHaceres como una herramienta de difusión para la antropología de nuestra casa.

Para mencionar las tareas pendientes el director fue más escueto y expresó que lo que falta hacerse no se hizo por “falta de fuerza de trabajo” y solo mencionó la necesidad de avanzar en un marco institucional para Didáctica Especial, ya que el cincuenta por ciento de los graduados lo hace a través del profesorado.

Una vez terminado el balance del director, los representantes estudiantiles por la mayoría tomamos la palabra y presentamos una propuesta solicitando que se postergue la elección de autoridades hasta la próxima junta, a fines de que la gestión envié su plan de trabajo y que este pueda ser difundido y debatido con el conjunto de la comunidad de la carrera.

Se abrió el debate en torno a esta propuesta. Desde Caracol Insurgente – La Juntada en Antropo planteamos que la elección de autoridades no puede realizarse el segundo día de cursada del año, ya que hace imposible debatir un proyecto con el conjunto de la comunidad. Además remarcamos que nos parece grave que el único candidato a ser nuevamente director, Mauricio Boivin, no presente un plan de trabajo para estar al frente de nuestra carrera los próximos dos años.

El claustro de profesores expresó que no comparte la idea de que no se hubiera difundido un plan de trabajo, alegando que las propuestas para la junta se expresaron de forma pública en la plataforma de la lista de profesores el año pasado.

Desde Confluencia -mayoría en graduados- expresaron que la propuesta de estudiantes entorpecía la junta, ya que si no se elegían autoridades era antirreglamentario continuar la sesión.

Desde Mana –minoría estudiantil- defendieron la idea de que las propuestas eran “públicas” y argumentaron que es parte de su responsabilidad votar a la autoridades en la primera junta “como suele hacerse hace mucho tiempo”. Lastimosamente, expresaron que a su juicio los órganos de cogobierno no son antidemocráticos, aunque puedan democratizarse más. Y señalaron que para discutir cogobierno y democratización busquemos otras instancias.

Antropología para el Cambio –minoría en graduados- señaló que el plan de trabajo es una propuesta de gestión para los próximo dos años del Departamento y que no puede ser lo mismo que la plataforma electoral de una lista de un claustro (por más que en este caso haya una lista única como sucede en Profesores). Además de difundirlo a toda la comunidad y no sólo a algunos de los representantes, y que por lo tanto entendían que podía difundirse más abiertamente la propuesta para poder discutir y consensuar entre los claustros un plan de trabajo para los próximos dos años.

Los representantes por la mayoría retomamos la palabra para señalar que de lo que se trata es de una discusión de voluntades políticas y no de criterios administrativos. Lamentamos que se utilicen los reglamentos para cerrar los debates.

Una vez expuestas las distintas posiciones, el claustro de profesores propone una moción de orden para votar a favor o en contra de posponer la sesión. El resultado fue de 3 votos a favor (mayoría estudiantil –Caracol Insurgente, MST- y minoría de graduados – Antropología para el Cambio) y 7 votos en contra (todo el claustro de profesores, mayoría de graduados –Confluencia- y minoría estudiantil –Mana-).

A continuación el claustro de profesores propone la reelección de Mauricio Boivin como director para el periodo 2015-2017. Alegando idoneidad para el cargo, capacidad de gestión e iniciativas. La propuesta fue acompañada por Confluencia -mayoría de graduados- y Mana –minoría de estudiantes- con planteos muy breves. Por un lado Confluencia destacó, entre otras cosas, el avance en la regularización de la planta docente y que iban a acompañar también la re-elección de Liliana Landaburu como secretaria académica. Y en el mismo sentido se expresó Mana, sin mucho que agregar.

A diferencia de estos, la minoría de graduados -Antropología para el Cambio – planteó algunos matices. Expresando que desde luego no son menores las rentas para los docentes que trabajaban sin cobrar, pero que esto había sido resultado de un trabajo conjunto, iniciado por los y las docentes ad honorem y había sido posible porque hubo recursos disponibles que distribuir. Que si bien no dudaban de la capacidad e idoneidad del Profesor Boivin para dirigir el Departamento entendían que algunas cuestiones no se habían concretado por decisión política y no por falta de manos para trabajar. Asimismo remarcaron que la información, claramente, no circulaba para todos por igual. Por ejemplo, el acuerdo entre Confluencia y el claustro de profesores para designar nuevamente a Liliana Landaburu –perteneciente al espacio político de Confluencia- como secretaria académica del departamento. Motivos por los cuales iban a abstenerse.

Por nuestra parte, como representantes por la mayoría de estudiantes también decidimos abstenernos por varias cuestiones. En primer lugar aprovechamos para denunciar –una vez más-  el carácter antidemocrático de la junta departamental y de los órganos de cogobierno de la facultad. Como es sabido, la composición estructural de cualquier junta de carrera hace que prácticamente con los votos de las/os docentes se resuelva cualquier votación.  No obstante, como siempre fue el espíritu de La Juntada y del Caracol Insurgente, creemos indispensable aprovechar estas instancias para abrir el debate al interior de nuestra carrera sobre los órganos de co-gobierno y su democratización.

Creemos que son estos mismos órganos los que reflejan las formas con las que se manejan sus autoridades. Y en este sentido nos interesa llamar la atención sobre el distanciamiento entre las autoridades del departamento y los estudiantes que tiene que representar. No es casual que la mayoría de los estudiantes de nuestra carrera no esté al tanto de esta elección y que el único candidato a director se postule sin contarle su proyecto a un solo alumno.  Entendemos que esto es reflejo de la democracia que tenemos.

Por otro lado, creemos necesario que la Junta departamental se ponga a la cabeza de la organización y de la apertura de espacios de debate con el objetivo de avanzar definitivamente con la reforma del Plan de Estudios de la carrera. Se hace indispensable hoy más que nunca que se fomente la participación, se refresquen los debates y se establezcan plazos concretos.

En base a estos señalamientos que hacemos, que son sólo algunos de los que podríamos mencionar, es que tomamos la decisión de abstenernos.

La votación se resolvió a favor de la reelección de Mauricio Boivin con 7 votos a favor (todo el claustro de profesores, mayoría de graduados –Confluencia- y minoría estudiantil –Mana-) y 3 abstenciones (Mayoría de estudiantes –Caracol Insurgente, MST- y minoría de graduados – Antropología para el Cambio-).

Como adelantaron las consejeras de la mayoría de graduados, se propuso nuevamente a Liliana Landaburu como secretaria académica. Se resolvió a favor con los mismos votos de los espacios que votaron por el director -y con las mismas abstenciones-.

A pedido de estudiantes pasa a la próxima junta la elección de representantes para la revista QueHaceres.

Se acuerda la próxima reunión para el día martes 31 de marzo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s